Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
25 de junio de 2017  |  Síguenos en Facebook Facebook | Siacute;guenos en Twitter Twitter | Siacute;guenos en Google+ Google+ |      |   Hemeroteca  |   Publicidad  |   SUSCRÍBETE
El Digital Castilla-La Mancha
PORTADA REGIÓN ACTUALIDAD ECONOMÍA OPINIÓN SOCIEDAD DEPORTES IMÁGENES SERVICIOS
ALBACETE CIUDAD REAL CUENCA GUADALAJARA TOLEDO
Imprimir Enviar a un amigo Tamano de fuente  
 CUCHILLERO ANTONIO CAULÍN MARTÍNEZ 
CUCHILLEROS

Refugio del Altozano, oportunidad cerrada

09/06/2016 . Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS
La Plaza del Altozano en Albacete es tan antigua como la propia ciudad, formada en la confluencia diagonal de dos conventos ya desaparecidos el de San Agustín y el de las Justinianas. Plaza del Progreso o del General Espartero durante el siglo XIX, mantuvo las funciones de centro de la ciudad, como el uso administrativo, desde la instalación del Ayuntamiento a principios del siglo XX. Fue del “Caudillo” hasta que la Libertad llegó por su Paseo cercano, retornando al topónimo que popularmente nunca abandonó: ALTOZANO.
 
Y en aquella plaza hacia 1937, se construyó un refugio para no morir. Pues sí, caían bombas y había que refugiarse, ocurrió en Europa, en España y también en Albacete… No podemos cambiar, ni olvidar, aquellos angustiosos años. Otras naciones y pueblos lo recuerdan en efemérides de reconciliación emotivas… me refiero, por ejemplo, a la  imagen de Obama abrazando al "hibakusha" o superviviente de Hiroshima.
 
Pero regresemos a Castilla-La Mancha y a Albacete. Había más refugios antiaéreos en la ciudad, públicos y en lugares privados. El refugio en la Plaza del Altozano, según la hipótesis lanzada por Antonio Selva en sus investigaciones, se construyó quizás aprovechando la facilidad de excavación sobre la antigua cripta del Convento de las Justinianas. Un edificio desamortizado en el siglo XIX y derruido para ampliar la plaza del Altozano.
 
El enorme dispendio y la necesidad de obtener rápidamente financiación conllevó una acción solidaria de todos los habitantes de la ciudad, contribuyendo con dinero, en especie (materiales de construcción como ladrillos y maderas) o con trabajo voluntario para su construcción. Entre los donativos figuran las aportaciones de los empleados de comercio y los trabajadores de la banca, además de asociaciones políticas y sindicales. Quiero decir que lo construyó la colectividad del pueblo de Albacete. 
 
Y en el acceso para refugiarse no se pedía filiación política, ideológica, o de credo. Nadie quedaba excluido. Todos los transeúntes cercanos podían entrar libremente. La preferencia era para niños, mujeres y ancianos. La esperanza igualaba a todos sus habitantes ocasionales.
 
Pero todo esto es Historia… poco práctica según algunos, algo tendenciosa según otros, una oportunidad para la mayoría. O dicho de otra manera una herramienta de la educación y la cultura. Y por ende del turismo, algo más pragmático.
 
Setenta años después aprovechando aquella “oportunidad” (y siguiendo también las directrices del entonces Plan de Dinamización Turística de Albacete) el Día Escolar Internacional por la No Violencia y la Paz,  30 de enero de 2007, el exdirector de la UNESCO Federico Mayor Zaragoza, también subsecretario de Educación y Ciencia de España (1974-75) ó ministro de Educación y Ciencia (1981-82), inauguraba el “Centro de la Paz”.
 
Hay otros “centros de la paz” similares en toda España, e incluso organizaciones a nivel internacional… Y también antiguos refugios antiaéreos (Almería, Alicante o Cartagena por citar sólo los cercanos) reconvertidos en lugares de peregrinación histórica, cultural o turística.
 
Por ello no se entiende que el nuestro, digo el de Albacete, coetáneo en su apertura a aquellos, permanezca cerrado desde el 30 de diciembre de 2011, con una sucesión de vagas promesas de reapertura, concadenadas y permanentemente aplazadas. Funcionaba y bien: exposiciones, visitas culturales, turísticas, educativas… Aplicarle la cantinela de los “recortes” no suena a justificación veraz pues sigue abierta la información turística en superficie con un presupuesto similar. Cinco años cerrado después de cinco abierto… incomprensible, ineficaz, antieconómico.
 
El valor del Centro de la Paz (o antiguo refugio) es de una trascendencia social y cultural que pertenece a la colectividad, no a una ideología, y por ello el poder público que emana de esa colectividad debe velar por su conservación y disfrute, a fin de trasmitirlo a futuras generaciones. Es una simbiosis de intereses comunes, cuyo fin es la conservación física y cultural. Una parte de Hiroshima no se ha reconstruido como permanente recuerdo de la barbarie humana, como instrumento de cultura de paz y peregrinaje turístico especialmente de norteamericanos.    

Conservar los bienes históricos, no es un pantallazo de programa político o un escoramiento ideológico, es una responsabilidad ciudadana y una opción ética con el futuro. ¿Qué sería de Albacete si nos hubiéramos plegado a aquellos infames intereses que consideraban la Posada del Rosario –s.XVI- una ruina… o los Depósitos del Sol –principios del XX- un estorbo…? ¿Se pide filiación a los estudiantes de nuestra flamante Biblioteca allí instalada? ¿Acaso algún partido político se ausentó en la re-inauguración (2002) del Teatro Circo de 1887?
 
Usemos el Patrimonio Histórico. A veces podrá parecer, a algunos, vertientes ideológicas, donde real y actualmente sólo impera historia, cultura y oportunidad turística o educativa… conservemos, restauremos, usemos y dejemos de oír menosprecios al pasado, porque el presente ya nos está juzgando.
 
Habrá que implicarse.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Más artículos

Plaza de Toros de Albacete (1917-2017): Centenario arquitectónico

Implíquese señor Trump, speak spanish

Vieja y caduca financiación

Brigadas internacionales, 80 años

Recobrar la Historia. Álbum familiar de Paterna del Madera

Pueblos poblados, pueblos implicados

Aniversario seco

Elżbieta Bieńkowska y la cuchillería de Albacete



Mande su comentario
Tema: Refugio del Altozano, oportunidad cerrada
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Título (obligatorio)
Comentario (máx. 1500 caracteres)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
Términos y condiciones
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website eldigitalcastillalamancha.es tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de eldigitalcastillalamancha.es y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
eldigitalcastillalamancha.es declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
  
Quiénes somos   /   Publicidad /   Contactar   /   Cartas al director   /   Suscripción al boletín   /   Ir a RSS RSS   /   Envíanos tu CV
Copyright © Digital Comunicación 2006, S.L.   ® El Digital Castilla la Mancha es una marca registrada.
Derechos reservados.   España.   E-mail: eldigital@eldigitalcastillalamancha.es
Oficina central:  C/ San Francisco, 21  -  45600 Talavera de la Reina  -  Toledo (España).  
Teléfono de contacto: Talavera 606713383 / Toledo 606018622
Política de información   /   Política de privacidad  /   Política de cookies  /   Aviso legal