Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
25 de junio de 2017  |  Síguenos en Facebook Facebook | Siacute;guenos en Twitter Twitter | Siacute;guenos en Google+ Google+ |      |   Hemeroteca  |   Publicidad  |   SUSCRÍBETE
El Digital Castilla-La Mancha
PORTADA REGIÓN ACTUALIDAD ECONOMÍA OPINIÓN SOCIEDAD DEPORTES IMÁGENES SERVICIOS
ALBACETE CIUDAD REAL CUENCA GUADALAJARA TOLEDO
Imprimir Enviar a un amigo Tamano de fuente  
 EL MIRADERO ANA NODAL DE ARCE 
EL MIRADERO

Las otras víctimas de la violencia

23/11/2016 . Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS
Lo de la lucha contra la violencia de género no ha de limitarse a un montón de actos constreñidos en unos días en los que ondea el lazo morado en la fachada del Ayuntamiento de turno. El 25 de noviembre es una fecha para recordar un drama callado que se repite todos los días entre las cuatro paredes de muchos de hogares, más de los que pensamos, y cuya consecuencia más visible es la muerte de una mujer.

En estas fechas repetimos, unos y otros, tópicos como ese afán de que las víctimas denuncien, lo que sería de desear, aunque a veces choque contra la terca realidad de un sistema que no alcanza a protegerlas. Si se anima a una mujer a dar un paso que para ellas es casi un mundo, lo mínimo que se le puede garantizar es que va a estar a salvo de su verdugo. No nos engañemos: hoy por hoy, no es cierto. Y hay que conseguirlo.

Se echa de menos personal especializado en los juzgados, en la policía, y por qué no decirlo, en cualquier ámbito de la sociedad, a fin de que no se mire con recelo a la mujer que se acerca, temerosa, a hacer público el calvario que padece, casi siempre, desde hace demasiados años.

No hay que olvidar que no sólo ellas son las víctimas. Que el maltratador siga conservando sus derechos sobre los hijos, una vez condenado, clama al cielo. Ése es un motivo esencial que obliga a muchas madres a aguantar su infierno cotidiano, en un afán por proteger del monstruo a aquellos que más quieren. De ahí que resulte imprescindible que los jueces impidan que el progenitor que agrede a la madre tenga ningún derecho sobre los niños. Si es maltratador, nunca será un buen padre.

Hablaba antes de tópicos: uno de los más extendidos entre muchos de los que salen estos días con el lazo morado en la solapa es que muchas mujeres presentan denuncias falsas con tal de "quedarse con todo" tras un divorcio. No les sirven los datos, que indican que esos casos suponen el 0,0015%. Tampoco se han parado a pensar que son muchas las víctimas que no denuncian por miedo, por vergüenza o por temor a cortar una relación que genera una dependencia estremecedora. 

Hace unas semanas salió en todos los medios de comunicación el caso de la mujer que, al parecer, se inventó una terrible experiencia para denunciar a su expareja. Mal hecho. Por doquier se oyó hablar del caso del "pegamento en la vagina".  Echo de menos que se dé la misma publicidad a los maltratadores, a quienes se les tapa la cara y se les protege incluso cuando se han declarado culpables. 

Lo cierto es que 44 mujeres han muerto este año a manos de sus parejas o exparejas. El dato está ahí. Detrás de esas cifras se esconden, además de las víctimas fallecidas, familias rotas e hijos huérfanos, a expensas de un padre asesino. Hay que decir "basta", pero no sólo el 25 de noviembre. Está bien que se recuerde, pero estos crímenes van en aumento y a todos nos toca pararlos. Las administraciones, las fuerzas de seguridad y la justicia tienen mucho trabajo por delante, ya ven. 
Más artículos

Más allá de las Noches Toledanas

¿Quién es el mentiroso de Podemos?

Entre Page y Tolón

Obligados a salvar el Tajo

"Yo no soy machista, ayudo a mi mujer"

Los díscolos o "el oso se come al perrillo"

El "paripé" de Cospedal y lo indescriptible del Hospital

Del irascible Barredo a Camacho y Eurovisión

Cuando el "amor" se resuelve a golpes

Tolón y Mateo se distancian

Quiénes somos   /   Publicidad /   Contactar   /   Cartas al director   /   Suscripción al boletín   /   Ir a RSS RSS   /   Envíanos tu CV
Copyright © Digital Comunicación 2006, S.L.   ® El Digital Castilla la Mancha es una marca registrada.
Derechos reservados.   España.   E-mail: eldigital@eldigitalcastillalamancha.es
Oficina central:  C/ San Francisco, 21  -  45600 Talavera de la Reina  -  Toledo (España).  
Teléfono de contacto: Talavera 606713383 / Toledo 606018622
Política de información   /   Política de privacidad  /   Política de cookies  /   Aviso legal