Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
29 de mayo de 2017  |  Síguenos en Facebook Facebook | Siacute;guenos en Twitter Twitter | Siacute;guenos en Google+ Google+ |      |   Hemeroteca  |   Publicidad  |   SUSCRÍBETE
El Digital Castilla-La Mancha
PORTADA REGIÓN ACTUALIDAD ECONOMÍA OPINIÓN SOCIEDAD DEPORTES IMÁGENES SERVICIOS
ALBACETE CIUDAD REAL CUENCA GUADALAJARA TOLEDO
Imprimir Enviar a un amigo Tamano de fuente  
 A VUELAPLUMA EUSEBIO CEDENA 
A VUELAPLUMA

Jaime Ramos, verso suelto

15/12/2016 . Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS
Tengo tres o cuatro amigos que se empeñan en llevarme la contraria y el sábado, cuando nos vayamos juntos de comida y lo que sea, me soltarán esta columnilla a la cara y tendré que soportar el choteo general de sobremesa. Son gente muy educada y de sólidas opiniones, pero unos tíos extravagantes y de difícil digestión. Miedo me da. El caso es que discrepamos sobre Talavera, nuestro pueblo, y la diagnosis de los males de decadencia y hundimiento general que viene padeciendo desde hace tantos años. Y sobre el futuro que nos aguarda. Uno tiene muy asentada la idea de que la primera culpa es de los talaveranos, la segunda de los políticos que hemos elegido en los últimos 35 años, tan malos como sometidos, y la tercera del mundo alrededor, que nos tiene una manía insoportable, aunque esta última responsabilidad viene siendo muy lejana y a trasmano. De ahí no me sacan, por mucho que lo intentan.
 
A Jaime Ramos, el actual alcalde de la cosa, este derrumbe le ha llegado sobrevenido a su mandato y tiene que lidiar con él como buenamente pueda. Su responsabilidad personal en el desierto es la parte alícuota que le corresponde como talaverano sumada a la que se deriva de su larga carrera política, con mando directo de forma intermitente, pero como alcalde sólo le podemos pedir cuentas de los dos años y medio últimos y además sin mayoría. El desplome talaverano, tan doloroso, empezó a sembrarse hace tres o cuatro décadas y las consecuencias son las propias de una ciudad apática, comodona y endogámica, que se quiere poco a sí misma y que algún día, no sé cuándo, decidió que había que dejar de luchar y mirar hacia otro lado, o sea poner la vista hacia Toledo a ver lo que caía. Y claro, caer no cae nada, al menos por sí solo. Precisamente, esta tendencia abandonada y languideciente es la que me parece a mí, en mitad del desacuerdo general de sobremesa, que intenta Ramos modificar para llegar a un nuevo escenario desde el que salir andando y alentar otro horizonte.
 
Hay mucho descreído, va en nuestro talaveranismo, pero veo que Ramos tiene claras estas tres o cuatro cosas y alguna idea sólida sobre lo que quiere hacer y cómo intentarlo. Valoro su honestidad. El resultado de su gestión ya se verá, pero tiene mérito haber imprimido a su Alcaldía una personalidad propia y haberse convertido en estos dos últimos años en un verso suelto del PP en Castilla-La Mancha, la ciudad por encima de su partido y los talaveranos antes que la militancia, lo cual es una importante novedad en la tristona y mansa política local desde hace algunas décadas. Que Talavera salga del arcén está por ver, pero este alcalde tiene pulso propio unos cuántos escalones por encima de la mediocridad ambiental y anda metido en serio en harina, o a mí me lo parece. Fíjense que desde su minoría ha quitado a la oposición todas las banderas, se ha puesto el primero de la fila en todas las posiciones de combate y ejerce de talaverano y reivindicativo desde la tarea, la intensidad y la pasión. Ya veremos.
 
Decir estas cosas va a costarme un disgusto, pero es lo que hay. Jaime Ramos me comprenderá, los demás sean misericordiosos. Amén. 
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Más artículos

Page se fuma un puro

Los mafiosos de García Molina

Azorín y los periodistas

Susana es el PSOE

García Molina, ese hombre

El topo de Cospedal

Page y un susto del nueve

El friki-diputado Camacho

Cerámica de Talavera

Sutilezas de Pepe Bono



Mande su comentario
Tema: Jaime Ramos, verso suelto
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Título (obligatorio)
Comentario (máx. 1500 caracteres)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
Términos y condiciones
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website eldigitalcastillalamancha.es tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de eldigitalcastillalamancha.es y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
eldigitalcastillalamancha.es declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
  
Quiénes somos   /   Publicidad /   Contactar   /   Cartas al director   /   Suscripción al boletín   /   Ir a RSS RSS   /   Envíanos tu CV
Copyright © Digital Comunicación 2006, S.L.   ® El Digital Castilla la Mancha es una marca registrada.
Derechos reservados.   España.   E-mail: eldigital@eldigitalcastillalamancha.es
Oficina central:  C/ San Francisco, 21  -  45600 Talavera de la Reina  -  Toledo (España).  
Teléfono de contacto: Talavera 606713383 / Toledo 606018622
Política de información   /   Política de privacidad  /   Política de cookies  /   Aviso legal