Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
19 de febrero de 2020  |  Síguenos en Facebook Facebook | Siacute;guenos en Twitter Twitter | Siacute;guenos en Google+ Google+ |      |   Hemeroteca  |   Publicidad  |   SUSCRÍBETE
El Digital Castilla-La Mancha

Las horas solitarias. Pío Baroja

 Fuente   
Comparte esta noticia en Facebook Facebook
Comparte esta noticia en Twitter Twitter
Google +
Añadir a Yahoo Yahoo
RSS RSS
28/12/2013 .
Como me ocurrió con la nueva edición de “Viaje a pie” de Josep Pla o “Viaje de Italia” de Pérez Galdós, la nueva edición de este libro de Pío Baroja, me lleva a su relectura en el tomo XIII, “Ensayos I”, en sus Obras Completas de Círculo de Lectores del año 1999. Allí también releo el prólogo al tomo de Gonzalo Sobejano y las notas a la edición de Juan Carlos Ara Torralba, que es de donde saco la mayoría de la información que transcribo.
 
El libro está fechado en Itzea en 1918 y ese mismo año fue publicado por la editorial familiar Caro Raggio, y sólo volvió a publicarse, aparte de en las dos ediciones de las O.C. de Biblioteca Nueva (1948) y de Círculo de Lectores (1999), en 1920 y en la edición conmemorativa de 1982, siempre en Caro Raggio, de manera, que es uno de esos libros que con buen criterio, Ediciones 98 ha tenido a bien recuperar ya que ni el habitual fondo de Austral, ni el de Alianza ni el más reciente de Tusquets lo recogen en sus fondos.
 
El mismo Baroja en el prólogo explica por dónde van los tiros: “Ahora, un poco corrompido por el relativo éxito que ha tenido “Juventud, egolatría”, pretendo que la paralela de la actualidad se complete y forme un libro.
 
El que vaya  leyendo las páginas de “Las horas solitarias” verá que al hablar de la actualidad no me refiero precisamente a la actualidad política ni a la internacional, sino a la actualidad de una persona en un tiempo, es decir, a la representación de la vida  ambiente en mi conciencia en el momento que pasa. Un libro que comienza con ese propósito no puede tener un plan arquitectónico, y este no lo tiene. He ido escribiendo sin orden lo que me ha ido pasando por la imaginación y me han sugerido los acontecimientos.
 
Las horas solitarias es un libro como los de juventud, en que uno habla demasiado de sí mismo; pero eso no importa…
 
…Hay  dos maneras de escribir principales: una es la clásica, la académica, que consiste en componer los libros y escribirlos a base de la lectura de los antiguos, siguiendo  ciertas reglas; la otra es la anárquica, la romántica, que estriba en imitar la naturaleza, sin preocupación de regla alguna…
 
…No hay para qué decir que yo no tengo nada de académico: soy individualista y dionisíaco…”
Sin embargo y a su pesar, según apunta Gonzalo Sobejano, y cualquiera puede comprobar con sólo leer el índice, la arquitectura “barojiana”, siempre bajo ese supuesto de su negación existe de una manera clara en este libro a través de: “estos puntales unificadores: el tiempo (las estaciones del año, de invierno a otoño), el espacio (viajes o estancias siempre dentro de España: Madrid con salidas al sur y al norte del país en “Vida de invierno”; Aragón en “Una excursión electoral”, narrada en el segundo libro a manera de anécdota  pintoresca; y Guipúzcoa en “Primavera”, “El verano” y “Crepúsculos de otoño”, los tres libros restantes); un tercer factor de unidad relativa sería de actitud más que de tema, y se anuncia en el subtítulo: “Notas de un aprendiz de psicólogo”.
 
Con estas premisas de coherencia temporal, espacial y actitudinal –bastante laxas- compone Baroja una serie de breves ensayos, no pocos de ellos en tesitura de diálogocon interlocutores reales o imaginarios, nombrados o anónimos…”
 
“…Con razón estima José Carlos Mainer (Editor de estas O.C. de Círculo de Lectores) “Las horas  solitarias “uno de los libros más significativos de Baroja” y un “ejemplo de esa peculiar estructura no estructurante del escritor donde la prosa y sus temas se ajustan a la marcha ondulante de las sensaciones o de la experiencia”.
 
En fin, una buena ocasión para leer o releer a Baroja y acercarse a su manera de “pasar el rato”, que diría Pla.
 
Pío Baroja. “Las horas  solitarias. Notas de un aprendiz de psicólogo”. Ediciones 98. 2012. 368 páginas. 19,95€.
Soliss  La Mutua Castellano-Manchega. Seguros desde 1933
OTRAS NOTICIAS
Más artículos

Segunda entrega de los diarios del terror de los poetas

´Los hijos de la libertad´, una novela gráfica sobre la resistencia francesa

El cine de Guillermo Cabrera Infante

Españoles en la Alemania nazi. Félix Santos.

Días de 1989. José Luis García Martín

"La gran desmemoria", un gran relato de Pilar Urbano sobre la Transición

Trece artículos de Richard Ford. Literatura y vida

"El factor Churchill", del periodista y ex alcalde de Londres Boris Johnson

"Hitler, drogas y el III Reich", de Norman Ohler

Lennon: el cómic

 
Quiénes somos   /   Publicidad /   Contactar   /   Cartas al director   /   Suscripción al boletín   /   Ir a RSS RSS   /   Envíanos tu CV
Copyright © Digital Comunicación 2006, S.L.   ® El Digital Castilla la Mancha es una marca registrada.
Derechos reservados.   España.   E-mail: eldigital@eldigitalcastillalamancha.es
Oficina central:  C/ San Francisco, 21  -  45600 Talavera de la Reina  -  Toledo (España).  
Teléfono de contacto: Talavera 606713383 / Toledo 606018622
Política de información   /   Política de privacidad  /   Política de cookies  /   Aviso legal